Artículos

En portada > Artículos > Los cinco mejores discos internacionales de 2009

Los cinco mejores discos internacionales de 2009

Chris Isaak, Wolfmother, Joe Bonamassa, Muse, Mastodon
Artículos | 01/01/2010
Cada año, cuando el mes de diciembre comienza a llegar a su fin, hacemos un pequeño balance en nuestra discografia, valorando si fué un año interesante o pobre en lo musical. Pues bien, el 2009 ha dejado discos memorables, y escoger 5 se convirtió en una tarea francamente complicada. Discos de Alice in Chains, Porcupine Tree, Them Crooked Vultures se quedan fuera, lo cual hace una idea del nivelazo de este año. Esperemos que el 2010 sea, como mínimo, igual de bueno.
Vota : | ResultadoVotos : 0
Mr.Lucky
Cosmic Egg
The Ballad Of John Henry
The Resistance
Crack The Skye
5. Chris Isaak - Mr.Lucky (2009)
Desde que su Wicked Game (1990) lo coronó como uno de los cantantes con más clase del planeta, Chris Isaak vivió constantemente a la sombra de su propio éxito. Es por ello que en algún momento de su carrera, Isaak, se tomaría un respiro hondo y largo. En este caso 7 años de paréntesis, nada desaprovechados viendo el nivel de las 14 canciones que forman Mr.Lucky (2009), un título curioso, ya que su música se deja llevar por la melancolía, los desamores prohibidos, imposibles, inalcanzables, para que su voz acabe por desarmar los corazones rotos de medio planeta. Se mueve con soltura por el Blues, el Jazz, el Rockabilly, y destaca en baladas tanto Country como Pop. Siempre es un placer contar con él, y más sabiendo que es el único que puede mantener el espíritu de Elvis a buen nivel sin pecar de imitarle.

4. Wolfmother - Cosmic Egg (2009)
En 2006 fueron la bomba del año por crear uno de los mejores debuts que se recordaban en Rock. Ahora en 2009, tras romper Andrew Stockdale el grupo por “diferencias irreconciliables”, vuelven los australianos en forma de cuarteto, con savia joven y con talentos renovados. Lo que no renuevan es su estilo. Otra dosis maravillosa de Rock de los 70, con obligadas referencias a los Doors, Deep Purple, Led Zeppelin o Black Sabbath. No tienen los hits inmortales de su primer disco, pero quizás éste aguante mejor el paso del tiempo. Con mucha más sustancia, este Cosmic Egg (2009) deja algún altibajo en las canciones más calmadas, aunque una frescura irreprochable en los trallazos del disco (Back Round, California Queens, New Moon Rising…). Seguirán sin descubrir nada nuevo, pero ya lo dijo Stockdale, la buena música es la que no se olvida. Para que añadir más.

3. Joe Bonamassa - The Ballad of John Henry (2009)
Séptimo trabajo del guitarrista de Nueva York, séptima obra maestra. Y es que Joe Bonamassa parece tocado por un ser superior, y factura discos memorables con una facilidad insultante. No conviene minimizar sus obras por transcurrir poco margen de tiempo entre una y otra. En The Ballad Of John Henry (2009) acompaña sus temas con sonidos de viento, lo que hace una escucha más sosegada y agradable de los mismos, sobre todo en cortes profundos como Happier Times o The Great Flood, que ofrecen una versión más madura del músico. Mantiene intacto su gusto por el Blues, por el Country y el Rock sureño, y también su gusto a las versiones, y hace suyas éxitos inmortales como Stop y Feeling Good. Espero que Bonamassa modere su ritmo y nos deje degustar sus excelentes obras, ya que su discografía es ya legendaria, y su vertiginosa carrera se está comiendo su propia leyenda. Un mito viviente. Disfrutémoslo.

2. Muse - The Resistance (2009)
No se sabe donde está su techo. Quizás no lo saben ni ellos. Facturaron uno de los mejores discos del año, y no da la impresión de que les supusiese un esfuerzo sobrehumano. Uprising ejerce de farol, mostrando el sonido de su predecesor, para que irrumpa el estribillo de Resistance, ecléctico y elegante, dándonos a entender que lo que se avecina es realmente interesante. Terrenos vírgenes y excitantes, donde Muse desarrollar todo su potencial, ejerciendo de guías turísticos, orgullosos, en un nuevo mundo, aún por desarrollar, lleno de calma y color, donde aún se respira el olor de una batalla reciente. Una obra maestra en conjunto que crece y crece hasta lograr la magia de las mejores bandas sonoras, abrazándote poco a poco, dejándose (y dejándote) llevar por diversas corrientes musicales, hacia la paz infinita, hacia un bienestar tan profundo, tan bello y tan brillante que te dejará marcado para siempre. Tan hermoso, que no querrás que acabe nunca.

1. Mastodon - Crack The Skye (2009)
Como ese eterno alumno aventajado que un día se levanta de la cama y decide convertirse en un genio. Desde Leviathan (2004), disco de reflexión, Mastodon no han parado de crecer. Quizás pretencioso, cargado de ambición, o quizás no. Un sabroso reto que ellos mismos se han marcado a largo plazo. Como adelanto, Divinations, el tema más corto del disco, y por ende, el single, no da pistas. Suena frenético, rabioso, pero suena a ellos mismos. El gusto por el progresivo mostrado en Blood Mountain (2006) es llevado más allá en esta obra. Para compactar el sonido, un lujo llamado Brendan O´Brien, que siempre saca lo mejor de cada banda. Un álbum de escucha complicada, con tantos detalles como sus cargadas y preciosas portadas. 50 minutos de progresivo (sin entrar en Rock o Metal) abstracto, diseñado para evadirte, para despertar toda la imaginación posible de tu subconsciente. Un compendio maravilloso de riffs, excesivamente elaborados, van marcando caminos inhóspitos, acompañado por la historia interna, tan cerca y tan lejos, que no sabes muy bien que senda seguir. Con cada escucha el potencial del disco parece mayor, y su sonido, aún más inmenso, tanto como que su escucha sea un ejercicio arduo y complejo, pero tremendamente satisfactorio.

Artículos relacionados

0 comentarios
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Artículos más leídos

John Bonham, El Rugido Del Oso

The Bane  | 09/01/2010
Allá por el 2005 la editorial musical Lenoir, una de las mejores y con más experiencia en nuestro país, lanzó a la venta John Bonham, El Rugido Del Oso, la traducción de una de las biografías definitivas del batería de Led Zeppelin. Aunque ya haya pasado un tiempo, por fin lo tengo en mis manos.