Artículos

En portada > Artículos > Mis 5 discos del 2010

Mis 5 discos del 2010

Mis 5 discos del 2010
Artículos | 06/01/2011
Para confeccionar una lista perfecta de los mejores discos del año 2010 habría que escucharlos todos, y a su vez, valorarlos de la forma correcta, sin entender a gustos personales o debilidades. Como tal empresa es imposible (por innumerables razones) mi principal propósito no es otro que elegir 5 discos (¿solo 5 discos?) que sirvan de referencia, de inspiración, y que llamen la atención de la gente. Su calidad es incontestable, por lo que la escucha seguro que merecerá la pena. Vamos a ello. Disfruten.
Vota : | ResultadoVotos : 0
Toundra II
DEVON ALLMAN´S HONEYTRIBE
LOS LOBOS
BLACK COUNTRY COMMUNION "Black Country Communion"
BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB "Beat The Devil's Tattoo"
5/ TOUNDRA "II"
¿Y por qué no un disco nacional? ¿Y por qué no de un grupo meramente instrumental y casi desconocido? Los tópicos están para saltarlos, y no me apetece incluir a los Arcade Fire o Vampire Weekend, porque ya bastante reconocimiento extra van a llevarse. Así pues, protagonismo para los jóvenes Toundra, que bajo la (buena) batuta del trío
Carlos Santos-Santi García-Juan Blas en las labores de producción, no solo han aprobado la reválida de un segundo (y exigente) segundo disco, sino que han llegado a matrícula. Y lo han hecho defendiéndose en uno de los terrenos más pantanosos: la música experimental. En este caso un movimiento al que muchos llaman post-rock, y en el que tantas y tantas bandas han patinado con estrépito. La claridad de ideas, y la forma y la precisión en la que las transmiten, son la clave de su éxito. Uno puede perderse en su propuesta, y dejarse llevar por guitarras a lo Dredg, una instrumentación musculosa a lo Mastodom, o una étnica psicodélica a lo Led Zeppelin. El abanico de posibilidades es tan amplio como uno se lo marque. Basta con escuchar los casi 9 minutos de “Bizancio”. Seguro que tras ellos dejarás que Toundra te lleven allá por donde vayan, y francamente, no me imagino un viaje más maravilloso.


4/ DEVON ALLMAN´S HONEYTRIBE
"Space Age Blues"
Lo mejor del año a veces llega con sus últimos coletazos. Es el caso de este sorprendente disco, del que tampoco me esperaba gran cosa, sobre todo por su predecesor, y la irregularidad del mismo. Esta irregularidad sigue presente en un par de cortes de relleno, aunque es un hándicap salvable, como demuestra el resto del disco. Devon y su banda están realmente inspirados a la hora de ejecutar un blues rejuvenecido, clásico en la fusión con el rock, elegante en sus raíces soul y funky. Y el máximo exponente de esto es “Could Get Dangerous” (canción que abre este futurista “Space Age Blues”). Es tan buena, que da esa sensación de estar escuchando algo grande, aunque sea la primera vez que lo palpan tus oídos. El buen gusto se prolonga en buena parte del minutaje, con momentos excelsos de verdad. Un trabajo que fluye con la naturalidad de quien ejecuta bien su obra, y de quien la degusta desde el respeto y la admiración.


3/ LOS LOBOS "Tin Can Trust"

Que Los Lobos son mucho más que el grupo que compuso la archiconocida “La Bamba”, o que acompañó a Antonio Banderas en “La Canción del Mariachi”, es una realidad tan grande como que su último LP, “Tin Can Trust”, es uno de los discos del año. La dupla César Rosas-David Hidalgo se mantiene en el timón de mando de este particular popurrí de estilos, esencias y culturas. La receta a base de rock sureño, blues, tex-mex, country, rancheras o ritmos latinos es tan arriesgada como irresistible. Un plato difícil de digerir por muchos, pero siempre de un sabor envidiable. Da igual que empiecen comedidos en “Burn It Down”. Pronto se saltan el guión y arrancan con la cumbia “Yo Canto”, invitando al oyente a desinhibirse, a enfrascarse en la cultura latina y beber de todos sus afluentes. Y cuando uno deja esa fase de recelo y escucha “All My Bridges Burning”, todo salta por los aires, y ya no hay vuelta atrás. Sucumbir a los encantos de Los Lobos engancha, pero es una droga sana y agradable.


2/ BLACK COUNTRY COMMUNION "Black Country Communion"

Se está convirtiendo en casi un hobby, y lo de los supergrupos ya no sorprende. Unos se animan, y los otros, bien por subirse al carro, bien por el pique sano, fusionan fuerzas. El 2010 fue el año en el que Gleen Hughes (más conocido como La Voz del ROCK) se unió a Joe Bonamassa, el guitarrista que va camino de la leyenda. En segundo plano, con ganas de demostrar su talento, Jason Bonham (hijo del eterno John Bonham, batería de Led Zeppelin) y Derek Sherinian (ex-Alice Cooper y ex-Dream Theater). No tenía mala pinta. El feroz arranque de “Black Country” enciende todas las alarmas, y ya no habrá momento para el despiste. El talento individual se compacta en una sólida masa de hardrock con tintes progresivos. En “Too Late For The Sun” se sumergen hasta los 11 minutos, y en la preciosa “Song Of Yesteday” bordean los 9. La sensación es de una jam-sesión perfectamente coordinada por la soberbia producción de Kevin Shirley, en donde no dejan de surgir, unas encima de otras, individualidades al alcance de muy pocos. Los lucimientos personales no dejan de lado la maquinaria solidaria de estos músicos extraordinarios, y ahí radica el éxito de este proyecto. Cada uno a su bola pero todos a una. Se mire por donde se mire una de las mejores noticias y novedades del 2010.


1/ BLACK REBEL MOTORCYCLE CLUB "Beat The Devil's Tattoo"

Abren su quinto disco rezando “Your soul is able / Death is all you cradle / Sleeping on the nails / There’s nowhere left to fall” (Tu alma es capaz / La muerte es todo lo que tienes / Si duermes sobre los clavos / No hay otro lugar donde caer). Hay grupos que componen como viven, y BRMC son de esos grupos que viven al límite de los excesos. En su constante espiral de drogas y alcohol hay momentos de suficiente lucidez como para crear genialidades solo a su alcance. El talento de los de San Francisco es tan inagotable como desperdiciado. La hipnótica “Beat The Devil´s Tattoo” (quizás la canción que más escuché en todo el año), la explosiva y rabiosa “Conscience Killer”, la tierna “Sweet Feeling” o la densa y oscura psicodelia de “River Styx” son 4 claros ejemplos de lo versátiles y mágicos que pueden llegar a ser. Su principal enemigo son ellos mismos, y ese espíritu de autodestrucción. La pregunta es: ¿serían mejores fuera de este círculo vicioso? Las respuestas, como en otros tantos casos, quedarán en una incógnita que se perderá en el tiempo. Eso sí, yo me llenaré de esperanza y me seguiré ilusionando con cada uno de sus discos (todos de obligada escucha) esperando ese clásico inmortal que merecen facturar.


para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música

Artículos relacionados

Mis 5 discos del 2010

Josep Pedro  | 17/01/2011
0 comentarios
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Artículos más leídos

John Bonham, El Rugido Del Oso

The Bane  | 09/01/2010
Allá por el 2005 la editorial musical Lenoir, una de las mejores y con más experiencia en nuestro país, lanzó a la venta John Bonham, El Rugido Del Oso, la traducción de una de las biografías definitivas del batería de Led Zeppelin. Aunque ya haya pasado un tiempo, por fin lo tengo en mis manos.