Artículos

En portada > Artículos > El gran mérito de Foo Fighters

El gran mérito de Foo Fighters

Artículos | 04/02/2011
Foo Fighters
Foo Fighters, con el ímpetu de su líder Dave Grohl, es una de esas raras excepciones a la mediocridad reinante en los últimos tiempos en el mundo de la música.
Vota : | ResultadoVotos : 1

Mentiría si dijera que la música ha dejado de emocionarme. Pero la realidad es que desde hace ya algunos años no hay apenas discos, ni tampoco demasiadas canciones, que hayan logrado llamar mi atención, más allá de la sana y habitual curiosidad del que escribe habitualmente sobre música y se interesa por las últimas novedades. Del mismo modo, echando la vista atrás, tampoco se puede decir que sean demasiados los discos que, si bien en su momento fueron capaces de sorprenderme, todavía conservan parte de la esencia que me llevó a considerarlos como imprescindibles. Por eso cuando pienso en los dos primeros discos de Foo Fighters, no me queda más remedio que recuperar la confianza en la música.

Es cierto que sus últimos trabajos me han dejado un tanto frío, combinando grandísimos temas con otros que no lo son tanto, pero el gran mérito de Foo Fighters reside sobre todo en sus inicios, en su motivación, en el germen de su propio origen, en las esperanzas del propio Dave Grohl por desarrollar su propia música más allá de la alargada sombra de Nirvana. Una ingenuidad y sencillez que queda perfectamente plasmada tanto en Foo Fighters (1995) como en The Colour And The Shape (1997), dos discos que fueron el punto de partida de la carrera de Dave Grohl como brillante compositor, guitarrista y cantante.

Temas como This Is A Call, I’ll Stick Around, Good Grief, Weenie Beenie o Wattershed incluidos en el primer trabajo de Foo Fighters, son el reflejo de un sonido genuino, de un soplo de aire fresco, de una creatividad en expansión y todavía por descubrir. La revelación de Dave Grohl como un artista completo, capaz de componer y registrar por si mismo un excelente trabajo. La confirmación definitiva de que el grunge, como concepto, había muerto definitivamente, coincidiendo paradójicamente con la primera gestación de lo que se acabó denominando como post grunge.

Todo terminaría de cobrar forma definitivamente con The Colour And The Shape (1997), donde, arropado por un puñado de excelentes músicos, Dave Grohl refinaría aún más su sonido, en busca de la combianción perfecta para permanecer en las radiofórmulas, con canciones tan eclécticas como Monkey Wrench, My Hero o Walking After You. Y es aquí precisamente donde nos encontramos con Evenflow, la quinta esencia del single perfecto, cuyo vídeoclip, dirigido por el francés Michael Gondry terminó de arrastar a Foo Fighters a las cotas más altas de popularidad, siendo unos más que habituales de cadenas como MTV o los 40.

Dos discos de Foo Fighters inmaculados, perfectos, redondos, incomparables y en definitiva esenciales. Dos verdaderas joyas de la música reciente que terminaron de confirmar a Dave Grohl como algo más que el batería de Nirvana.

Foo Fighters – Foo Fighters (1995)

Foo Fighters – The Colour And The Shape (1997)

para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música

Artículos relacionados

La época Grunge, desmitificando una era

Javier Belmonte  | 02/09/2007

El Eterno Dilema Rockero (I)

Javier Belmonte  | 26/05/2007

Nirvana y su alargada sombra...

Javier Belmonte  | 19/01/2007

Los 70's y su legado en los 90's

Javier Belmonte  | 13/07/2008

Kurt Cobain que estás en los cielos…

Máximo Díaz  | 05/04/2008
1 comentarios
1
luistor
domingo, 25 de marzo de 2012 4:29:18
Everlong, no evenflow (pearl jam)
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Artículos más leídos

John Bonham, El Rugido Del Oso

The Bane  | 09/01/2010
Allá por el 2005 la editorial musical Lenoir, una de las mejores y con más experiencia en nuestro país, lanzó a la venta John Bonham, El Rugido Del Oso, la traducción de una de las biografías definitivas del batería de Led Zeppelin. Aunque ya haya pasado un tiempo, por fin lo tengo en mis manos.