Artículos

En portada > Artículos > La segunda juventud de Aerosmith

La segunda juventud de Aerosmith

Artículos | 10/04/1997
Hablar de Aerosmith en 1997 no deja de ser una paradoja. Un grupo que ha vendido más de setenta millones de discos, que ha dado la vuelta al planeta unas cuantas veces y que comenzó su actividad discográfica en 1974 sólo consiguió penetrar en el mercado español con Get a grip, un álbum que venía precedido de una historia casi legendaria que nunca tuvo repercusión en nuestro país. Ahora, Aerosmith viven una segunda juventud y son adorados en España por crías de catorce años.
Etiquetas:
Vota : | ResultadoVotos : 0
Los norteamericanos presentaron su nuevo disco al público español el pasado día 4 de marzo. La ceremonia contó con toda la parafernalia con la que habitualmente son recibidas en el mundo entero las bandas que tienen una carrera como Aerosmith: limousinas, encuentros con los fans, vídeo y un sinfín de fotografías para que todo el mundo pueda enmarcarla y ponerla en la cabecera de su cama. El hecho contrasta con la repercusión que la banda de Tyler y Perry siempre tuvo en España. Convertido casi en un grupo de culto por los amantes del hard rock, criticado en la prensa por el enorme parecido que Tyler tenía físicamente con Mick Jagger y con mínimas visitas promocionales a España dentro de sus macrotours mundiales, ahora se sonríen al ver que en este pequeño país las chicas gritan a su paso sin saber que, el año que viene, Tyler cumplirá los cincuenta años.

¿Y qué se puede decir? Nunca es tarde si la dicha es buena. Get a grip, su álbum del 93, conquistó con sus singles todas las listas de radio fórmula y animaron al grupo a realizar sus primeros shows en España que dejaron de piedra a aquéllos que nunca habían escuchado a la banda en directo. Resultaba que estaban viendo a un grupo que había sido alabado en el planeta, que contaba en su carrera con trece discos oficiales y que son uno de los ejemplos más claros de lo que es ser profesional de la música. Nine lives, su nuevo disco, ha sido criticado por sus fans de toda la vida: supone un "más de lo mismo" que no satisface a quienes tienen en su discoteca álbumes tan míticos como Toys in the attic, Rocks, Permanent vacation o Pump. Pero, siendo sinceros, ¿cómo se puede plantear siquiera que Aerosmith haga algo distinto, máxime ahora que han pasado por todo y que se encuentran en uno de sus momentos más álgidos de popularidad?

ALGUNAS COSAS

Nine lives supone, además, la vuelta del grupo a la discográfica CBS, la compañía que editó sus primeros nueve álbumes, aunque, con recopilatorios y directos, la cifra se eleve a trece. Este regreso ha supuesto a la Columbia pagar por adelantado diez millones de dólares por el compromiso de la banda de editar, a partir de ahora, tres álbumes más con la compañía. Lo gracioso del hecho es que la recuperación de Aerosmith por parte de CBS no se realizó hace poco. Fue en 1991 cuando los ejecutivos de la compañía decidieron adelantarse a una posible renovación del contrato que unía en aquellas fechas a Aerosmith con Geffen. Aparte del adelanto económico, la oferta incluía el veintidós por ciento de los royalties que generaran las ventas de sus discos. Los miembros del grupo aceptaron el contrato, aunque aún debían lanzar un disco más con Geffen, sello que arrebató a la banda del seno de CBS en 1985 poniendo encima de la mesa siete millones de dólares. El primer contrato que tuvo Aerosmith con una compañía discográfica (CBS) ascendió a 125.000 dólares. Fue en 1972, hace ahora veinticinco años de ello. El regreso de Aerosmith a CBS ha sido, lógicamente, celebrado en la compañía. No en vano, la banda es una de las que más beneficios genera a la Columbia en el mercado americano; a estas alturas, probablemente sus ventas en el resto del mundo igualen al caudal de dólares que suponen las ventas en su país natal. Otro aspecto en el que Aerosmith son un grupo implacable es en directo. Sus giras juntan a millones de espectadores y recorren el mundo de arriba a abajo. En 1996 la banda firmó el que es, hasta ahora, su último contrato de management. La empresa afortunada fue Magus Entertainment, quien se encargará de gestionar todos los contratos que generará la nueva gira mundial que Aerosmith ya ha comenzado y que pasará por España los días 13 y 14 de junio. La cita en Madrid será en el Palacio de los Deportes y tendrá como invitados a Kula Shaker. La última gira de los americanos duró veinte meses y en ella se usaron 59 guitarras y 96.450 cuerdas.

EL PASADO

Y todo ello después de haberse pasado veinticinco años rocanroleando por ahí. ¿Quién le iba a decir a Tyler y a Perry que iban a llegar a esto cuando se conocieron en el Anchorage, la tienda de helados en la que trabajaba Tyler durante sus vacaciones antes de entrar en el mundo de la música? Aerosmith ha tenido de todo en su carrera: buenos momentos y, también, malos. Tyler puede presumir de ser el único cantante del rock que ha sufrido dos colapsos subido a un escenario. Sus coqueteos con las drogas llevaron a la banda a un estado tal que, a principios de los ochenta, se podía palpar su desaparición. En aquella época Joe Perry abandonó la banda y comenzó su aventura en solitario al ver que no se podía hacer nada mientras Tyler siguiera con su vicio. El tiempo cambió y se llegó a dar la paradoja más pintoresca que se pueda ver a la hora de negociar contratos. En 1988 Aerosmith había remontado el vuelo y Perry había regresado al grupo. Gracias a Permanent vacation habían recuperado su mejor tono y comenzaban una gira mundial junto a Guns n'roses. Los miembros de Aerosmith no firmaron ningún papel hasta que los componentes de los Roses no pusieron su nombre bajo la cláusula que les obligaba a encerrarse en su camerino siempre que quisieran consumir drogas. La cara que puso Axl cuando su manager le pasó el contrato fue para haberla filmado. A partir de las malas experiencias, Aerosmith pasó a integrarse plenamente dentro del show business. Las chiquilladas quedaron atrás y la banda entró en una dinámica que les hizo ganarse una enorme reputación dentro de la industria. Hoy en día, cuando se trata de trabajar, Aerosmith son una garantía. A la hora de una grabación, por ejemplo, siempre entran en el estudio con material de sobra. "Tenemos montones de demos --señala Perry-- con canciones que desechamos de álbumes anterior. De "Get a grip" dejamos fuera quince temas. Eso ocurre porque intentamos que el material publicado sea tan bueno como queremos. Una de las cosas que me molestan de los discos es que haya pocos que puedas escuchar enteros. Generalmente sólo hay dos o tres canciones buenas. Como éstas funcionan, ¿para qué preocuparse por más? Eso es autoindulgencia. Nosotros estamos constantemente yendo al límite, empujándonos más lejos". Eso, no quiere decir, obviamente, que cada tema que Aerosmith pone en un disco sea una obra de arte. "Este nuevo álbum -indica Tyler -es muy melódico, extrañamente lírico, un poco fuerte, muy convincente y con unos estribillos ante los que te quitarás el sombrero la primera vez que los oigas. Eso es lo que hacemos". Es su estilo, ¿o no?

LA FAMA

Otra cosa que caracteriza la actual actividad de Aerosmith es el cartel que tienen en Estados Unidos. Mientras que en los setenta eran mirados con repulsión por las mentes biempensantes, hoy por hoy son toda una institución. Ganan premios a porrillo, participan en actos benéficos, colaboran con un montón de músicos y sus rostros son tan populares como el de los presentadores de televisión. El grupo ha llegado, incluso, a aparecer en episodios de Los Simpson y los Teleñecos. Son un verdadero ejemplo que ha aprendido de sus errores. "Ocurre --dice Brad Whitford-- porque nosotros cinco intentamos conseguir las mismas metas. No puedes cambiar la fórmula. Nosotros somos los mayores fans de lo que hacemos. Así que seguimos adelante con el show." Ese espíritu de trabajo se ha mantenido en la grabación de Nine lives. "Todo el mundo está deseando cooperar --comenta Joey Krmaer--. Hay una esencia creativa real en lo que hacemos: nunca estamos satisfechos". Tyler destaca, incluso, el comportamiento de la compañía en lo referente al trabajo: "Todo el mundo en Columbia es un gran fan nuestro. Ellos están ahí, lo que saca el asunto del mundo frío y corporativo". Perry es el que se encarga de poner la guinda: "Todos estamos dando el máximo. Steven tiene la mejor voz que nunca, yo estoy más entonado que nunca. No hay reposo. Tiramos tan fuerte de nosotros mismos que no damos opción a que otros nos empujen. Vamos dos pasos por delante. Y, cuando miramos atrás y vemos a la gente que nos ayuda, nos dicen "OK, seguid así". Y llegados a este punto, la banda está más compacta que nunca. Todo en nuestras vidas encuentra su camino en el contexto de lo que hacemos. Y seguimos descubriendo cosas nuevas." Nine lives pone de manifiesto esa actividad. Es un álbum realizado por gente que tiene mucho oficio y que disfruta con ello. No se trata ya de marcar la historia (eso ya lo hicieron), sino de estar en el negocio manteniendo su nombre con dignidad. Aerosmith es una banda clásica, su música es clásica y, como tal, no son los que van a indicar la tendencia de la música del futuro. Los temas que componen el álbum son píldoras aptas para todo el mundo, ritmos sencillos que se pueden bailar y estribillos redondos que se quedan en la cabeza: un producto más para el mercado del rock'n'roll que no desentona dentro de la carrera de la banda. Para mucha gente, Aerosmith forma la gran trilogía del rock junto a los Rolling stones y AC/DC y a ninguno de ellos se les puede pedir que cambien a estas alturas. Cada uno de sus discos, al igual que Nine lives, lleva dentro de sí el trabajo de los mejores profesionales, un estudiadísimo márketing y un estilo super reconocible que es marca de fábrica. Van camino de los cincuenta, han escuchado más música y tienen más horas de estudio que la mitad de los músicos de este planeta. ¿Sabes ya lo que puedes esperar de ellos?
Etiquetas:
para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música
0 comentarios
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Artículos más leídos

John Bonham, El Rugido Del Oso

The Bane  | 09/01/2010
Allá por el 2005 la editorial musical Lenoir, una de las mejores y con más experiencia en nuestro país, lanzó a la venta John Bonham, El Rugido Del Oso, la traducción de una de las biografías definitivas del batería de Led Zeppelin. Aunque ya haya pasado un tiempo, por fin lo tengo en mis manos.