Queen

Bandas | 12/04/2008
En 1970, Freddie Mercury, Brian May, John Deacon y Roger Taylor, dieron vida a un elegante proyecto, capaz de fusionar el teatro, la ópera y el Rock. El resto como suele decirse es parte esencial de la historia del mundo de la música contemporánea.
Vota : | ResultadoVotos : 3
Datos relativos a Queen
Queen
Queen
Freddie Mercury
Brian May
John Deacon
Roger Taylor
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Queen
Estatua de Freddie Mercury en Montreux (Suiza)
Tributo a Freddie Mercury en Wembley
Freddie Mercury
Freddie Mercury
Queen
Queen
Nombre de la banda: Queen
Géneros Rock Opera Rock
País de origen: Reino Unido
Años en activo: 1970 - 1991
1991 - 2004 (Como Queen + Artistas Invitados)
2004 - Actualidad (Como Queen + Paul Rodgers)
Discográficas: Parlophone
Hollywood Records
Capitol Records
Formación habitual: Freddie Mercury - Voz y piano
Brian May - Guitarra
John Deacon - Bajo
Roger Taylor - Batería
Los años setenta nos darían el gran privilegio de conocer a una de las bandas más representativas e importantes de todos los tiempos. Creadores de magistrales himnos mundiales, como “Bohemian Rhapsody” o “We Will Rock You”, el maravilloso cuarteto inglés llamado, simplemente, Queen, enseñaría con pasión y talento el verdadero significado del Rock.

En 1970, Freddie Mercury, Brian May, John Deacon y Roger Taylor, comenzaron a darle vida a un elegante proyecto musical, que podía fusionar fácilmente, el teatro, la ópera y el Rock. Estos jóvenes músicos llevaron sus fantásticas ideas a límites sorprendentes, pasando desde su marcado estilo inicial Glam Rock, hasta un sonido, evolutivo, tan distorsionado como el revolucionario Heavy Metal.

Tipos con estudios superiores, entes completamente talentosos, creatividad que les salía hasta por los poros y unas voces, de alto nivel, que eran ocupadas como un instrumento más, los convirtieron en un verdadero emblema, no solo para su país natal, Inglaterra, sino para todo el mundo, que supo apreciar, con respeto y sin miedo a lo experimental, lo que es el arte en su máxima expresión.

Tras la separación, en 1970, de una banda llamada Smile, integrada por Tim Staffel, Brian May y Roger Taylor, llegaría Freddie Mercury, un joven con una voz realmente impresionante. Más tarde se uniría a este tridente John Deacon, para dar nacimiento, e inmortalizar, a este legendario cuarteto.

Desde el principio, Mercury, se transformó en el líder natural de la banda, ya que además de escoger su nombre, Queen, le entregó una identidad musical, realmente, prometedora. Fue aquí donde pensó realizar unos espectáculos teatralizados, con unas vestimentas llamativas y un Rock con toques delicados, pero a la vez, imponentes. También le diseñó un escudo, inspirado en los signos del zodiaco de sus compañeros; un gran ave, o fénix, de base superior, dos leones que representan a “Leo” (signo de Deacon y Taylor), una gran “Q” al centro con un cangrejo encima que representa a “Cáncer” (signo de May) y por último dos hadas que representan a “Virgo” (signo de Mercury).

Teniendo un pensamiento claro, en relación a su ideología y propuesta musical, lanzan, en 1973, su álbum debut llamado, simplemente, Queen (1973). Este interesante trabajo mostraba, desde el principio, que la banda venía con todo a conseguir la anhelada cima del triunfo, mostrando, su principal arma de ataque, la creatividad en conjunto. Mientras el mito dictaba que los principales compositores dentro de una banda, solían ser siempre el vocalista y guitarrista, Queen, sentenciaba todo lo contrario, demostrando que cada integrante podía aportar con su propia creación. El clásico “Keep Your Self Alive”, el rockero “Modern Times Rock and Roll” (cantada por Taylor), la balada “Doing All Right”, “Liar”, “Great King Rat” y la primera versión, de forma instrumental, de “Seven Seas Of Rhyde” hicieron que el mundo entero se fijara en ellos.

En 1974, aparece Queen II (1974) un trabajo representado, completamente, por el color negro, y algunas tonalidades blancas, de su portada. Al igual que el álbum anterior, Mercury, seguía liderando la composición, a través de sus creativas letras, magistral voz y delicada técnica en el piano. Pese a ello también destacaron la participación vocal del guitarrista May y, por segunda vez, del baterista Taylor, quienes tuvieron la posibilidad de interpretar una canción cada uno. Dentro de los temas que más resaltaron fueron “Father to Son”, “Ogre Battle” y el clásico más exitoso, hasta el momento, de la banda, la versión definitiva de “Seven Seas Of Rhye”.

Si algunos consideraron a Queen II (1974) como un excelente álbum, lo próximo sería una magistral muestra de sabiduría, tanto creativa como instrumental, ya que ese mismo año, la banda, lanza el popular Sheer Heart Attack (1974). En esta etapa, Queen, se estaba lentamente consagrando, gracias a un trabajo que se convirtió en una verdadera revolución sonora. Para algunos un cambio muy brusco en su sonido, para otros una muestra, perfecta, de evolución. Estos queridos ingleses rompieron todos los esquemas musicales establecidos, inmortalizando en este álbum, una gran variedad de estilos y ninguno definido. Los temas más emblemáticos resultaron ser el sólido “Brighton Rock”, que representa, fielmente, la demoledora técnica en las seis cuerdas del gran Brian May, la siempre recordada semi balada “Killer Queen”, el clásico de clásicos “Now I’m Here”, el distorsionado “Stone Cold Crazy”, por cierto, considerado el primer tema de Trash Metal en la historia, y finalmente, la nostálgica “In The Lap Of The God…Revisited”.

El 21 de noviembre de 1975, Queen, se consagra, definitivamente, en el mundo del Rock, mediante su obra musical más recordada y popular, A Night at the Opera (1975). Su peculiar nombre, adoptado de una película de los carismáticos hermanos Marx, se catapultó, a través de una endemoniada rapidez, al éxito rotundo, liderado por la espectacular semi balada, escrita por Freddie Mercury, “Bohemian Rhapsody”. Una delicada introducción de piano, una voz reflexiva, un juicio ejecutado por Dioses y un cambio rítmico desesperado, por los potentes riffs de May, lo hacen ser una verdadera obra de arte, que ni el mismísimo Salvador Dalí hubiera pintado con tanta hermosura. “Dead On Two Legs”, “I’m In Love With My Car”, “You’re My Best Friend”, “39’”, “Sweet Lady”, la balada romántica “Love Of My Life”, y la extensa “The Prophet’s Song” fueron otras destacadas estrellas, que hicieron brillar, la gran maestría de este místico álbum setentero.

En 1976, la banda, sigue homenajeando a los hermanos Marx, ya que hace su aparición, rodeado por un ambiente completamente triunfal, el recordado A Day at the Races (1976). Aunque este nuevo trabajo no logró superar la notable creatividad de A Night at the Opera (1975), que seguía con su vigente éxito, no podemos olvidar las diversas joyitas musicales que aquí aparecen. La rockera “Tie Your Mother Down”, “The Millonaire Waltz”, el denso “White Man” o los clásicos “Sombody to Love” y “Good Old Fashioned Lover Boy” seguían manteniendo, intacto, el orgullo musical de la Reina.

Cuando millones de almas seguían delirando con el popular “Boheamian Rhapsody”, aparecen, en 1977, los míticos “We Will Rock You” y “We Are The Champions”…elevando el grandioso éxito de la banda a alturas inimaginables. En esta consagrada etapa Freddie Mercury, Brian May, John Deacon y Roger Taylor se habían convertido en el “Rey Midas del Rock”, y a su vez, Queen era una de las bandas más cotizadas e importantes del planeta. New Of The World (1977) los hizo inmortales, los convirtió en una leyenda y les consagró com el icono musical más representativo, hasta la actualidad, de toda Inglaterra. Además de mencionar los himnos “We Are The Champions” y “We Will Rock You”, también podemos destacar al distorsionado “Sheer Heart Attack”, la balada “Spread Your Wings”, la hipnotizante “Get Down, Make Love” y la sensacional “It’s Late”.

En 1978 llega al mercado musical Jazz (1978), un trabajo que, quizás, no fue tan exitoso como sus antecesores, pero seguía manteniendo “invicto” el espíritu creativo de la banda. Lo más recordado, o polémico para algunos, se centro en el single “Bicycle Race”, ya que este estaba acompañado por un video que mostraba a una serie de mujeres, completamente, desnudas sobre unas bicicletas. Las canciones más importantes resultaron ser “Mustapha”, la simpática “Fat Bottomed Girls”, “Bicycle Race”, “Let Me Entartain You” y la grandiosa “Don’t Stop Me Now”.

Finalizando la década de los setenta aparece el primer álbum en vivo de Queen, llamado Live Killers (1979), que se transformó en todo un éxito. Pese a que la banda no quedó muy contenta con el resultado de este trabajo, en él podemos sentir el impresionante carisma y talento, especialmente de Freddie Mercury, de estos extraordinarios músicos. El famoso Live Killers (1979), grabado en el Jazz Tour, es un disco doble repleto de grandes éxitos, como “We Will Rock You”, “Killer Queen”, “Now I’m Here”, “Love Of My Life”, “Don’t Stop Me Now”, “Bohemian Rhapsody”, “We Are The Champions”, entre otros. La brillante creatividad inglesa se hacia presente en el mundo del Rock, y Queen era su más fiel representante, que cerraba, a lo grande, su exitosa década de los setenta.

Los años ochenta cambiarían notablemente la imagen de Queen, atrás quedaba el pelo largo y esas llamativas vestimentas del GlamRock. Lo nuevo de la Reina sería The Game (1980), el trabajo más exitoso de la banda, que venía representado por el hipnotizante tema de John Deacon, “Another One Bites The Dust”. Este álbum también trajo como novedad, la utilización, por primera vez, de sintetizadores. Mientras otros nuevos y demoledores estilos amenazaban, como el HeavyMetal o el TrashMetal que comenzaba a tomar forma, estos caballeros de la realeza inglesa seguían, totalmente, vigentes con su maravillosa música. “Play The Game”, “Crazy Little Thing Called Love”, “Dragon Attack”, la hermosa balada “Save Me” y su sencillo más vendido, “Another One Bites The Dust”, hicieron rugir a todo un planeta.

Ese mismo año, Queen, lanzó la banda sonora de la clásica película de ciencia ficción, Flash Gordon. Su gran popularidad y destacada creatividad los hizo participar de este particular proyecto, titulado simplemente, Flash Gordon (1980). Las canciones que más sobresalieron fueron “Flash’s Theme” y “The Hero”.

En 1982 se produce un radical cambio en el clásico sonido de la banda, cambio que estuvo a punto de lapidarlos, pese a su relativo éxito. Hot Space (1982) nos presenta un sonido sumamente ligado al Pop, cosa que hizo extrañar, rápidamente, los distorsionados riffs de Brian May y las sólidas bases rítmicas de la dupla Taylor - Deacon. Aunque recibió duras críticas, se pueden destacar famosísimas canciones como “Staying Power”, “Action This Day”, “Put Out The Fire”, “Life Is Real (Song for Lennon)”, un claro homenaje para John Lennon, y “Under Pressure”, esta última interpretada junto al mítico David Bowie.

Tras este sorpresivo cambio musical, aparcería, en 1984, otro de los álbumes más importantes de la banda, The Works (1984). Este notable trabajo los trae, relativamente, de vuelta a sus raíces musicales, y sobre todo, a ese anhelado éxito que se les estaba arrancando de las manos. “Radio Ga Ga”, “Tear It Up”, “It’s A Hard Life”, “I Want to Break Free” y el rockero “Hammer to Fall” demostraron que su talento seguía, completamente, vivo.

En 1986, la banda, seguiría liderando, con bastante éxito, su destacada carrera musical, gracias a su brillante A Kind Of Magic (1986). Este nuevo trabajo también se transformó, a su vez, en la banda sonora de la película Highlander. Por aquel tiempo, Queen, hizo su última gira, la más exitosa de todas, llamada Magic Tour, donde tocaron dos noches en el mítico estadio de Wembley ante más de 72.000 almas rockeras. Ese gran show fue registrado, aunque no del todo completo, en el álbum Live Magic (1986). Pese al gran desplante, carisma, talento y sobre todo éxito sobre los escenarios, Queen, realizó, en este año, sus últimos recitales. Las canciones que se convirtieron en verdaderos clásicos fueron “A Kind Of Magic”, “One Vision”, “Friends Will Be Friends”, “Who Wants to Live Forever”, “Gimme The Prize” y “Princess Of The Universe”.

Luego del A Kind Of Magic (1986), la banda, se tomaría un largo descanso, que sería ocupado para dedicarse a sus proyectos individuales. Mientras se asomaban los primeros rumores de ruptura, aparece, sorpresivamente, The Miracle (1989) para tapar aquellas malintencionadas bocas. Finalizando la década de los ochenta, Queen, sigue demostrando que esta más vivo que nunca, lanzando un trabajo, que les devolvió su inseparable éxito. El temazo “I Want It All”, “The Miracle”, “The Invisible Man” y “Breaktru” resucitaron a un, resplandeciente, Fenix musical.

En 1991, la banda, cumple 20 años de existencia, celebración que venía acompañado por un nuevo álbum, el mítico Innuendo (1991). Por esos años habían fuertes rumores, centrados, en la inestable salud de Freddie, esto último era reafirmado con la fuerte negativa de Queen por volver a realizar sus famosos shows. Pese a ello, Innuendo (1991), mostró la talentosa magia de antaño, con bases rítmicas notables, voces extraordinarias, creatividad absoluta y, por último, la fuerte, profunda e inigualable voz de Mercury, que seguía, completamente, intacta. Los temas que lideraron este exitoso trabajo fueron el espectacular “Innuendo”, “Bijou”, “Im Going Slightly Mad”, “Headlong”, “I Can’t Live With You”, “These Are Days Of Our Lives”, además, del profético y auto revelador tema, “The Show Must Go On”.

Cuando todos disfrutaban de las nuevas canciones de Queen, la asesora personal de Freddie Mercury dio a conocer una brutal declaración, en la que el destacado vocalista reconocía tener SIDA. Las palabras de Freddie fueron las siguientes: “Respondiendo a las afirmaciones y conjeturas que sobre mi han aparecido en la prensa hace dos semanas, deseo confirmar que he dado positivo en las pruebas del virus y que tengo SIDA. He procurado tener oculta esta información para proteger mi vida y la de quienes me rodean, pero ha llegado el momento de que mis amigos y fans de todo el mundo conozcan la verdad y espero que todos se unan a mi, a mis médicos y a todos cuanto luchan por combatir esta terrible enfermedad”.

El 24 de noviembre de 1991, Freddie Mercury, de tan solo 45 años, fallecía a raíz de la plaga más devastadora del siglo XX. El Rock se sumergía en un doloroso luto, ya que éste, había perdido a su hijo más prodigio. Las lágrimas no podían ser detenidas, no era justo, no era lógico, no era el momento, pero aquel destino siguió siendo cruel, arrebatándonos a un grande, un ídolo, un talento creativo que no conocía limites, sin misericordia.

Un comunicado emitido por sus compañeros de banda señalo: “Nos abruma el dolor de que se haya ido, la tristeza porque lo perdimos en la cúspide de su creatividad…fue un privilegio para nosotros haber compartido momentos tan mágicos. En cuanto podamos, nos gustaría celebrar su vida en el estilo a que él estaba acostumbrado”.

Su funeral fue tranquilo y familiar, se organizó tres días después de su muerte. Freddie Mercury fue cremado. Sobre sus cenizas, lo más probable es que sus padres o Mary Austin, su mejor amiga, las conserven todavía.

En 1992 se realizó un extenso recital, en el estadio Wembley, en homenaje a la figura de Freddie Mercury. En este gran evento participaron una gran cantidad de bandas y músicos famosos, como Guns N’ Roses, Metallica, Elthon Jhon, David Bowie, Liza Minelli, George Michael, Robert Plant, Extreme, Def Leppard, entre otros. Todos los fondos generados por las transmisiones televisivas y por el concierto fueron donados y distribuidos a diferentes instituciones benéficas.

Ese mismo año, 1992, la banda lanzó el legendario álbum en vivo Live at Wembley ‘86 (1992). Este trabajo, mucho más completo que el Live Magic (1986), inmortalizó una de las presentaciones más famosas, populares y brillantes de la banda, con un Freddie Mercury, en la cumbre de su exitoso talento.

A mediados de los noventa, Queen, lanza el último álbum con su formación original. Made In Heaven (1995) fue un trabajo realizado con canciones nuevas, registradas tras el lanzamiento de Innuendo (1991), algunas sacadas de los trabajos solistas de Mercury y otras que no fueron consideradas en sus álbumes anteriores. “I Was Born to Love You” y “Too Much Love Will Kill You” fueron las más representativas y aclamadas.

En el 2004 un “incompleto” Queen retornaría a los escenarios con solo dos de sus integrantes originales, Brian May y Roger Taylor, más la colaboración del vocalista Paul Rodgers, conocido mundialmente por su etapa en Free y sobre todo en Bad Company. Comenzaron una gran gira, con bastante éxito en el 2005 y 2006, llamada “Queen + Paul Rodgers”, donde volvieron a dar vida sus más emblemáticos clásicos. Pese al consagrado éxito obtenido, la polémica no se hizo esperar, dividiendo también, en dos bandos marcados, a los fanáticos de la banda.

El mítico patriarca de las cuatro cuerdas, John Deacon, se hizo a un lado de este proyecto, manifestando, que Queen había terminado con la muerte de su carismático líder. Por otro lado, los fans más acérrimos decían que este nuevo Queen, solo se unió para ganar dinero, siendo también una verdadera falta de respeto para el recordado Mercury. Los opositores a esta opinión eran los fans más jóvenes o menos exigentes que no tuvieron la posibilidad de ver a la banda, en vivo, con su formación original. En resumen una controversial polémica, representada, por dos puntos de vista muy validos.

Aprovechando su exitosa vuelta a los escenarios, Queen + Paul Rodgers, lanzarán, el 1 de septiembre del presente año 2008, un nuevo álbum titulado, The Cosmos Rocks (2008). Según sus propios creadores, May y Taylor, este trabajo no será considerado como un nuevo disco de Queen, pues su historia ya fue escrita y cerrada, en 1991, con la muerte de Freddie Mercury.

La triste muerte de este gran artista, significo también, la irremediable muerte de Queen. Nadie podrá ocupar su puesto ni suplantar su explosiva creatividad. Será muy difícil encontrar a un tipo tan talentoso como él, sensible para captar las emociones humanas, creador por naturaleza, y sobre todo, con esa voz tan impresionante. Personaje sobre el escenario, carismático de personalidad, respetuoso y amado hasta la eternidad por todo un planeta rockero...que legado más maravilloso. Queen fue muchos estilos en uno, sin competidores en su propuesta, sin seguidores que le fueran a la zaga, sin continuadores que retomen su trabajo. Fueron solo ellos cuatro, ya que sin uno, no existirá otro Queen.
para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música
4 comentarios
1
hugo quiero cantar
jueves, 18 de febrero de 2010 5:45:34
ola a todos si por favor alguien sabe como contactarse con brian may y roger taylor me pueden avisar ?hay una persona que tiene casi la misma voz de freddie mercury y tiene espiritu de showman por favor !! ::::::::::: URGENTE .:::::::::es muy espectacular como canta y desearia cantar con queen como freddie ! GRACIAS
2
rockerr
domingo, 6 de junio de 2010 6:54:50
mmm ps esta dificil contactar

pero kdras decir q tu voz es parecida a la fredi

x q como fredye no hay nadie mas
3
paula queen
martes, 22 de junio de 2010 4:52:46
queen una de las mejores bandasssssss
y es la banda con la cual empece a interesarme por la musica en general, en especial por el rock
4
Richy G. God Freddie.
miércoles, 1 de septiembre de 2010 16:22:32
Freddie fue y sera por siempre la mejor voz del rock, aunque digan lo contrario, pero es la verdad, la unica verdad, FREDDIE MERCURY fue y sera por siempre... EL DIOS DEL ROCK
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Discografía

Vídeos

Bohemian Rhapsody

de Queen
Javier Belmonte  | 20/03/2008

I Want It All

de Queen
Javier Belmonte  | 14/04/2008

Blogs