Crónicas

En portada > Crónicas > Everlast, Sala Arena (Madrid 09/09/2004)

Everlast en Madrid

Sala Arena
Crónicas | 14/10/2004
Ingenuo de mí: yo creía que iba a ver un concierto de hip hop. Menos mal que no me calcé la gorra del revés ni me puse unos pantalones siete tallas mayor que la de mi cadera. Menudo despiste.
Vota : | ResultadoVotos : 0
Después de la sorpresa, repaso mi discoteca y veo que no dispongo de un solo álbum de Everlast. No me extraña entonces mi confusión: sigo pensando en este hombre como si todavía viviera sus épocas al frente de House of Pain o como si su carrera se limitara a la enorme cantidad de colaboraciones que realiza en discos de raperos de todo calibre. Pero no: Everlast se reconvirtió en el 98 cuando puso a funcionar de verdad su carrera en solitario, y no lo hizo amparándose en los cánones del hip hop más letal, sino utilizando instrumentos, buscando la melodía del viejo rock americano y combinando sus nuevos gustos con lo aprendido en su época de gloria.

Y eso es lo que mostró en su concierto de Madrid. Cuando su DJ (poco activo toda la noche, la verdad) pidió al poco público que había en la sala que se acercara al escenario dijo que “si ustedes quieren ver un verdadero concierto americano tienen que verlo desde cerca”. En ese momento no sabía bien a qué se refería el tipo con lo de “concierto americano”, pero en tres acordes todo quedó claro. Apareció Everlast, se cargó una guitarra a los hombros y toda la banda pareció comprometerse con el ambiente de “Lo que el viento se llevó”. Viajábamos a la América profunda.

El concierto resultó no sólo bonito. Quizás habría que decir que fue precioso porque, la verdad, la colección de canciones que se desgranaron no tenían desperdicio. Casi todo a medio tiempo, buscando la comunión de lo eléctrico con lo acústico y dejando que la voz de Everlast comenzara a narrar historias de pueblo y de ciudad pequeña. Unos teclados eficaces y una batería que buscaba repertorio sonoro alternando baquetas con mazas colaboraban eficazmente para que aquello cogiera el ambiente deseado. En los temas había intensidad contenida, ecos de bourbon y polvo de granja, música que recordaba la americana de toda la vida plasmada con elegancia y sin ningún tipo de macarrería.

Sí dejo el tipo algún rapeado que justificara su vestimenta de bermudas, pero lo hizo como si las rimas se le hubieran caído del bolsillo. Sin esperar el aplauso, después de la parrafada volvía a calzarse la guitarra (enorme la colección que desplegaron entre el mismo Everlast y su guitarrista de directo) y regresaba al ambiente pop rockero. Las luces azules y rosadas colaboraban para que todo se mantuviera en ese territorio oscuro y profundo que los temas buscaban y el público respondía bien mostrando su aprecio por el artista. Un concierto, en suma, que dividió su tiempo entre el intimismo y la obviedad, dejando un hueco mayoritario para la eficacia de la banda y utilizando al DJ como recurso ocasional para el agujero de rap. Todo medido y eficaz, entremezclando facetas pero sin perder nunca el norte.

Encantador.
para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música

Crónicas relacionadas

Atari Teenage Riot en Madrid

Álvaro de Benito  | 03/12/2010

Mark Lanegan en Madrid

The Bane  | 20/05/2010

La Roux en Madrid

Andrés Collado  | 28/03/2010

Quique González en Madrid

Araceli Lobo  | 28/12/2009

Fito & Fitipaldis en Madrid

Soraya Valle  | 28/12/2009

The Prodigy en Madrid

Ángel Garrido  | 25/12/2009
0 comentarios
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Crónicas más leídas

Xacobeo 2010 - O Festival en Santiago de Compostela

Monte Do Gozo
Jonathan Pérez del Río  | 01/10/2010
Es norma general alabar con suma facilidad a esas bandas de la élite, denominadas GRANDES, y ensalzar sus directos, directos que ya se ensalzan (por si solos) gracias a una parafernalia fuera de lo común. Lo fácil pues, es hacer lo propio, y narrar el concierto de Muse como una hipérbole en sí mismo, y de esa forma, cumplir con el trámite. No esperen eso de un servidor, pues no todo será de color de rosa.

Mark Lanegan en Madrid

The Bane  | 20/05/2010

Lori Meyers en Valencia

Andrés Collado  | 26/05/2010

Musikeo en Ribadeo

Jonathan Pérez del Río  | 26/08/2010

Airbourne en Madrid

Ángel Garrido  | 27/04/2010