Discos

En portada > Discos > Guns n' Roses - Appetite For Destruction (1987)

Appetite For Destruction

Discos | 20/11/2010
Appetite For Destruction
Sacar un disco que te lleva directo al cielo implica una sola cosa: el camino que te queda solo puede ser hacia abajo. El elegir la velocidad de la caída es directamente proporcional al espíritu auto destructivo de una banda. En este caso, la caída es de sobra conocida.
Fecha de lanzamiento: 21/07/1987
Discográfica: Geffen Records
Productor: Mike Clink
Valoración: 9'5/10
Vota : | ResultadoVotos : 1
Canciones:
01. Welcome to the jungle
02. It's so easy
03. Nightrain
04. Out ta get me
05. Mr. Brownstone
06. Paradise city
07. My Michelle
08. Think about you
09. Sweet child o' mine
10. You're crazy
11. Anything goes
12. Rocket Queen

El poder de lo prohíbido, de lo obsceno, del saltarse las normas. Eran la destrucción representada en el lado salvaje del ser humano. Creaban una inevitable relación de amor-odio. Se les adoraba y envidiaba a partes iguales. Todos querían ser como ellos, la banda de rock más importante del planeta. En 1987 aparecía Appetite For Destruction, el disco de debut de Guns N' Roses.

Para que un buen disco se convierta en un disco histórico, este tiene que tener la suerte de gestarse en el lugar y la época adecuados. El hard rock no acababa de salir de un constante estado de depresión, y en el horizonte, nada hacía presagiar que la cosa cambiaría.

El escenario, California, cuna y lanzadera de tantos y tantos grupos y estilos variopintos. Los astros se aliaban para que el Appetite For Destruction reinara en el mundo. Su sonido, de gusto exquisito, bebía del rock añejo de The Rolling Stones, de la rabia de Aerosmith, y también de la rebeldía del punk. Faltaba algo importante: canciones. Y éste debut (uno de los mejores de la historia) contenía 12 como puños de hierro. Directas a la yugular, sin concesiones, cargadas de perversión y violencia. Mucho sexo, mucho alcohol, y (toneladas de) drogas. Nadie podía resistirse a un invite tan suculento. El canalizador oficial de semejante bomba de relojería era su frontman Axel Rose. Irrumpió con la fuerza desatada que transmitía al gritar, cual sirena desbocada, en un torrente de rabia que destrozaba sus cuerdas vocales en agudos imposibles. Lo que le faltaba al grupo, el hombre del momento delante de los focos.

¿El mensaje? Bienvenidos a la jungla. ¿Qué mejor manera de abrir un debut que con uno de los mejores temas de la historia del rock? Arrancando con rock garajero y acabando en un arrebato psicodélico zeppeliano. Las cosas claras desde el principio. Welcome To The Jungle era una advertencia. Jugaban a ser los chicos malos, las peores influencias del momento, y representar lo prohibido era algo que aumentaba el poder de atracción sobre unas masas dispuestas a envenenarse.

Curiosamente, el éxito les explotó con el tema que más se salía del guión. Sweet Child O'Mine, una balada juguetona que nació con un riff tontorrón y goloso de Slash. Nadie apostaba por ella. El tiempo no pasa ni por ella ni por todo el disco, que tras dos décadas de antigüedad, sigue sonando fresco.

Sería un error pensar que Appetite For Destruction (1987) son solo estas dos canciones. La incontrolable Paradise City, el salvaje Nightrain, el explosivo You're Crazy o la polémica Rocket Queen (con orgasmo real incluído) son ya clásicos imprescindibles de la música popular, al igual que este álbum, que con más de 25 millones discos vendidos, y dos décadas de antigüedad, sigue teniendo el mismo efecto devastador en cada escucha.

Appetite For Destruction Appetite For Destruction Guns N' Roses
Escucha tus discos favoritos en Spotify
para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música
0 comentarios
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Reseñas más leídas

Luz, Oscuridad, Luz
de Nadadora
The Bane  | 12/10/2010
Con la estación más nostálgica del año llega, además de la caída de las hojas, el nuevo disco del quinteto Nadadora tras tres años de silencio. Luz, Oscuridad, Luz (Ernie Producciones, 2010) aterriza sin dificultad sobre el panorama musical de la mano de los de O Grove.

Sujetokaina

The Bane  | 10/09/2010

Hidden State

de Nothink
Jonathan Pérez del Río  | 11/06/2010

The Final Frontier

Javier Belmonte  | 06/09/2010

Corazón De Padre Atómico

de Jordi Skywalker
Javier Belmonte  | 01/07/2010