Discos

En portada > Discos > Los Seis Días - Jueves (2010)

Jueves

Los Seis Días
Discos | 17/01/2011
Jueves
Emoción y madurez sonora es lo que el grupo barcelonés Los Seis Días dibuja en su segundo trabajo "Jueves" (2010). Un decálogo de 11 sentimientos descarnados que no hacen más que sumirnos en ese huracán que ilustra la portada del disco y que no sabemos dónde nos llevará al acabar cada canción.
Fecha de lanzamiento: 08/11/2010
Discográfica: Hexatylic records
Productor: Suso Sáiz
Valoración: 9/10
Etiquetas:
Vota : | ResultadoVotos : 1
Canciones:
01. La Descarada
02. Giraban Las Estrellas
03. Tendría
04. Tus Pasos En El Recibidor
05. Martes
06. No Hace Falta
07. Mi Sueño
08. Incógnitas Comunes
09. Demasiado Sentimiento
10. Invisible
11. Nuestro Último-primer Beso
Los Seis Días
Los Seis Días
Los Seis Días

Aimar, Nat, Alba, Viky, Aina y Nere son Los Seis Días. (Casi) los mismos que publicaron aquel “Lunes” hace ya cerca 2 años. Aquellos que con sólo una canción, “Te odio”, consiguieron silenciar cada espacio en el que se interpretaba, cada salón en el que se escuchaba o cada sentimiento que se removía al sentir sólo los primeros acordes. La duda estaba presente: ¿podrían sobrevivir una canción? La respuesta la encontramos en este “Jueves”. No sólo se trata de un fast-forward en la semana, sino de un salto en la forma de tratar las letras de esos cantos vitales que, en definitiva, son los poemas “trans-sonantes” de Nereida Cerdá. Canciones con letras que van mucho más allá de las rimas aprendidas en el parvulario y que se convierten en imágenes sonoras, en ellas mismas, de sentimientos y de metáforas plásticas.

Con la impecable producción del siempre genial Suso Sáiz, “Jueves” se abre con “La descarada”, ese despertar de olvidos y lobotomía astrales que nos sumerge en el resto del día, de ese día que va a convertirse en un huracán de sentimientos vividos, recordados y que, en definitiva, podemos temer vivir. Así, encontramos temas más vitalistas como en “Giraban las estrellas”, con toques más pop (el ritmo marcado por la batería y el teclado inicial) y notas más facilonas o como en “Mi Sueño”, con esos arranques de guitarra y esos acordes con 7ª que siempre dan una colorimetría tan clara a las canciones, como intentando ascender a esos sueños de los que hablan.

“Incógnitas comunes”, sin embargo, se plantea como un vendaval que transforma la canción en otra muy distinta con esa “energía” que no sólo es cantada, sino también musical, y que concluye con esa “zona de frenado” emocional donde ir a para antes de escuchar “Demasiado sentimiento”. Una delicada muestra, xilófono y violín de fondo, de lo bien empastadas que están las canciones siendo estas dos tan diferentes entre sí. O por ejemplo el silencio en “No hace falta” que da paso a un momento instrumental que finaliza la canción: algo que sorprende por lo poco acostumbrados que estamos a este tipo de recursos y que es de agradecer.

Y si debemos destacar alguna canción de este trabajo, hablaríamos de 3 debilidades: “Martes” es la primera.  Una canción con la que cabalgar a ritmo constante y que, junto a los coros del estribillo, es capaz de hacer que nos perdamos entre pentagramas y carruseles. “Invisible” es la segunda delicatessen (reconozco que en este caso un tanto personal) que nos acerca más y más a ese concepto de resaca huracanada de todo el disco. La percusión contundente que convierte en esos momentos a la canción en una declaración desgarrada de sentimientos encontrados... Y ese halo de sobreponerse a las heridas aunque no se quiera. Y la canción que cierra el día, “Nuestro último-primer beso” (o Labios imantados”) que es la que convierte todo lo anterior en un preludio al huracán; un huracán que escuchamos a lo lejos al principio de la canción y que a medida que pasan los 7 minutos vamos viendo más cerca. Una pista algo más compleja: platillos y percusión que convierten una meteorología más o menos amable como es la del disco en algo totalmente distinto hasta dejarnos en el ojo del huracán. Una sensación musical que se fortalece con ese “que no se acabe el momento” que se afirma en la canción hasta llevarnos al final, con esa vuelta a la calma...

Tormenta de sentimientos, de letras que rasgan entrañas y de curiosidades musicales (como cadenas o señales de tráfico utilizadas en la percusión) que convierten el jueves, en este caso el del disco, en un día indispensable en nuestra enseñanza musical.

Jueves Jueves Los Seis Días
Escucha tus discos favoritos en Spotify
Etiquetas:
para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música
0 comentarios
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Reseñas más leídas

Luz, Oscuridad, Luz
de Nadadora
The Bane  | 12/10/2010
Con la estación más nostálgica del año llega, además de la caída de las hojas, el nuevo disco del quinteto Nadadora tras tres años de silencio. Luz, Oscuridad, Luz (Ernie Producciones, 2010) aterriza sin dificultad sobre el panorama musical de la mano de los de O Grove.

Sujetokaina

The Bane  | 10/09/2010

Hidden State

de Nothink
Jonathan Pérez del Río  | 11/06/2010

The Final Frontier

Javier Belmonte  | 06/09/2010

Corazón De Padre Atómico

de Jordi Skywalker
Javier Belmonte  | 01/07/2010