Discos

En portada > Discos > Alice In Chains - Dirt (1992)

Dirt

Discos | 11/04/2008
Dirt
Layne Staley, Jerry Cantrell, Mike Starr y Sean Kinney se introdujeron para crear Dirt (1992) en un distorsionado mundo generado por el manipulador poder de las drogas y por una enfermiza obsesión por la muerte.
Fecha de lanzamiento: 29/09/1992
Discográfica: Columbia Records
Productor: Dave Jerden, Alice In Chains
Valoración: 9/10
Etiquetas:
Vota : | ResultadoVotos : 2
Canciones:
01. Them Bones
02. Dam That River
03. Rain When I Die
04. Down In A Hole
05. Sickman
06. Rooster
07. Junkhead
08. Dirt
09. God Smack
10. Iron Gland
11. Hate to Feel
12. Angry Chair
13. Would?
Alice In Chains
Alice In Chains
Alice In Chains
Alice In Chains
Alice In Chains
Alice In Chains
Jerry Cantrell
Layne Staley
Alice In Chains
Alice In Chains
Dirt
La recordada revolución del Grunge nos entregaría uno de sus ejemplares musicales más cotizados y exitosos de la década de los noventa, el popular Dirt (1992). La mítica banda, liderada por el talentoso Layne Staley, Alice In Chains, rompía sus cadenas lanzando este consagrado trabajo, que incluso llegó a desafiar sin miedo alguno, gracias a su potente sonido, los territorios musicales del poderoso Metal.

Muerte, drogas y depresión, entremezclado, con pasión, talento y creatividad, le dieron vida eterna a este gran disco, que tuvo la valentía de sumergirse en los rincones más oscuros de la conciencia humana. Layne Staley, Jerry Cantrell, Mike Starr y Sean Kinney se introdujeron en un distorsionado mundo, que más tarde se transformó en un verdadero círculo vicioso, generado por el manipulador poder de las drogas y por una enfermiza obsesión por la muerte. Para inspirarse en este clásico álbum tuvieron que “ser, y a la vez, pertenecer” a este desesperante laberinto de oscuridad. Toda esta inspiración formó a Dirt (1992), un sólido emblema musical que terminó superando, con su bestial crudeza, al mítico sonido de sus entes contemporáneos, y aliados del Grunge, como Nirvana, Pearl Jam o Soundgarden.

La revolución sonora comienza con unos potentes gritos de Layne Staley, avisándonos la llegada del clásico “Them Bones”. Rodeado por una imponente distorsión instrumental, más una voz tan depresiva que pareciera penetrar tu mente, lo hacen ser un tema misterioso y bastante oscuro. La letra de “Them Bones” simboliza los miedos humanos más profundos, como la soledad y la muerte, llegando a nuestros sentidos de una forma cruel, directa, y a la vez, poética. “Dam That River” hace su estreno mediante unos bruscos riffs, que golpearán tus oídos desde el primer momento. Pese a ser una canción con una base rítmica repetitiva, todo cambiará cuando aparezcan sus sorpresivos solos, que te dejarán, completamente, extasiado.

La espectacular “Rain When I Die” esta realizada por una interpretación musical de alto nivel, donde Mike Starr y un monstruoso Jerry Cantrell, demuestran, con exactitud, su destacada forma de hacer rugir el bajo y la guitarra respectivamente. Mientras Alice In Chains sigue consagrando su endemoniado trabajo, el mismo entorno lluvioso que aquí han creado, comenzará a inundarlos, lentamente, hasta que la esperada muerte, haga su escalofriante aparición. Mientras la distorsión domina, con su oscuro sonido, el ambiente del álbum, aparecerá la mítica semi balada “Down In A Hole” para darle una, momentánea, tranquilidad. Gracias a una melodía nostálgica y a una seductora interpretación vocal, este tema te transportará, suavemente, a un oscuro viaje sin retorno.

Unos delicados golpes en la batería, por parte de Sean Kinney, nos entregaran una verdadera esquizofrenia musical llamada, simplemente “Sickman”. Todo va a ir fluyendo, a través, de cambios repentinos, tanto por los instrumentos como por la voz. La interpretación vocal enfermiza, loca y distorsionada de Layne Staley, nos regalará una extraña canción, inspirada, en la heroína. El potente “Rooster”, otro clásico de la banda, se asoma con su hermosa melodía, y a la vez, potente sonido. Esta popular canción, escrita por Jerry Cantrell, nos relata la vivencia de su padre, apodado en esos tiempos como “Gallo” (Rooster en inglés), en la sangrienta Guerra de Vietnam. A esta altura el álbum estará, totalmente, consagrado, ya que su brillante calidad musical, en ningún momento, ha disminuido.

“Junkhead” sigue manteniendo, más que intacto, el brutal estilo de la banda. Con un comienzo desgarrador, muy similar a “Them Bones”, esta desesperante canción nos muestra el manipulador poder de las drogas, sobre todo de la heroína, mediante una sólida batería e insolentes riffs. El hipnotizante comienzo de “Dirt” muestra todos los sentimientos autodestructivos, vivencias y fantasmas que rodeaban, el pensamiento, de esta exitosa Alice In Chains. Nuevamente las drogas se hacían presente, dentro una banda, que solo buscaba salir de sus propios miedos aferrándose, fuertemente, a la música.

Aunque Alice In Chains, en especial Layne Staley, siempre desmintió su profunda relación con las drogas, muchos sabían o podían percibir que sus palabras solo eran para ocultar su verdadera imagen, ya que su carismático vocalista se encontraba sumergido en lo más profundo de este adictivo mundo. La directa letra de “God Smack” hizo confirmar, y a su vez, convencer a los seguidores de Layne, que su ídolo se encontraba en un callejón sin salida, a raíz, de la maldita heroína.  Los impresionantes segundos distorsionados de “Iron Gland”, representan una especie de homenaje, en forma de parodia, para el recordado “Iron Man”, uno de los tantos clásicos de Black Sabbath. Mientras los riffs se convierten en bestiales relámpagos sonoros, aparecerá un endemoniado grito, obra del vocalista y bajista de Slayer, Tom Araya.

Lo siguiente es una de las canciones más emblemáticas de Layne Staley, ya que fue él mismo su creador, es decir, escribió la canción e ideó su densa melodía instrumental. Con un texto repetitivo y unos notables solos, “Hate to Feel”, nos demuestra, en carne propia, la explosiva creatividad del legendario vocalista, que terminó inmortalizado a esta canción, con su sello más característico. Al igual que “Hate to Feel”, la nueva canción, “Angry Chair”, también es una obra musical realizada exclusivamente por Staley. Este consagrado clásico muestra una de las facetas más desconocidas del vocalista, como su respetable técnica en la guitarra. Con su inigualable voz, que en esta ocasión posee un tono bien hipnotizante, más los fuertes riffs de Cantrell, nos llevarán al final de un camino mucho más que exitoso.

Cuando pensábamos que nada podría superar todo lo escuchado, nos seduce, bruscamente, el mítico himno “Would?”. Esta magnifica obra de Jerry Cantrell fue un homenaje para el destacado vocalista de Mother Love Bone, Andrew Wood, quien murió, en 1990, a raíz de una fuerte sobredosis de heroína. Como podemos imaginar, la letra de esta canción, refleja toda esa bronca que sentimos cuando la fría imagen de la muerte aparece, para arrebatar nuestras almas, antes de tiempo. Con un sólido inicio en las cuatro cuerdas, la constante batería, los magistrales riff, y finalmente aquella inolvidable voz, dieron vida a este verdadero clásico de clásicos, que finaliza, con su inigualable potencial de principio a fin, uno de los álbumes más recordados y respetados de los noventa.

Alice In Chains y Dirt (1992) se convirtieron en dos almas distintas, Grunge y Metal en un solo ser. Melodía y ruido, desesperación y tranquilidad, vida y muerte, todo en un mismo álbum, todo en un mismo año, todo en una misma década. Porque el fuego creativo de Dirt (1992) les trajo respeto, prestigio y el cariño de una generación metalera, podemos decir, que su inmortalidad musical ha sido más que merecida.

Banda | Alice In Chains
Etiquetas:
para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música

Discos relacionados

Alice In Chains

Todas Las Novedades  | 11/06/2008

Black Gives Way To Blue

Ángel Garrido  | 24/10/2009
1 comentarios
1
viajante sín fín ¿9?....no ...10
domingo, 13 de abril de 2008 21:46:04
¿Queda claro no?
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Reseñas más leídas

Luz, Oscuridad, Luz
de Nadadora
The Bane  | 12/10/2010
Con la estación más nostálgica del año llega, además de la caída de las hojas, el nuevo disco del quinteto Nadadora tras tres años de silencio. Luz, Oscuridad, Luz (Ernie Producciones, 2010) aterriza sin dificultad sobre el panorama musical de la mano de los de O Grove.

Sujetokaina

The Bane  | 10/09/2010

Hidden State

de Nothink
Jonathan Pérez del Río  | 11/06/2010

The Final Frontier

Javier Belmonte  | 06/09/2010

Corazón De Padre Atómico

de Jordi Skywalker
Javier Belmonte  | 01/07/2010