Discos

En portada > Discos > Metallica - ...And Justice For All (1988)

...And Justice For All

Discos | 09/09/2008
...And Justice For All
En 1988, y tras recuperarse de la drámatica muerte del talentoso Cliff Burton, los indomables James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammet y Jason Newsted demostraron todo su poder creativo lanzando ...And Justice For All (1988) uno de sus trabajos más simbolicos, y a la vez, crudos.
Fecha de lanzamiento: 23/08/1988
Discográfica: Elektra Records
Productor: Flemming Rasmussen, Metallica
Valoración: 10/10
Vota : | ResultadoVotos : 2
Canciones:
01. Blackened
02. ...And Justice For All
03. Eye Of The Beholder
04. One
05. The Shortest Straw
06. Harvester Of Sorrow
07. The Frayed Ends Of Sanity
08. To Live Is To Die
09. Dyers Eve
Metallica
Metallica
Metallica
Metallica
Jason Newsted
Cliff Burton
Metallica
...And Justice For All
¿Cómo superar la dolorosa muerte de un amigo?, ¿Cómo calmar aquel dolor?, ¿Cómo volver a empezar, a quien culpar?..Sin duda esas mismas preguntas giraron en la mente de James Hetfield, Lars Ulrich y Kirk Hammet aquel helado 27 de septiembre de 1986. Cliff Burton uno de los bajistas más extraordinarios que haya pisado la faz de la tierra moría, a los 25 años, en un dramático accidente automovilístico mientras la banda se encontraba de gira promocionando a su clásico álbum Master Of Puppets (1986). El dolor se hacia incontrolable, el grito era ensordecedor y el luto pintaba todo de un escalofriante color negro, nadie podía creer este lamentable acontecimiento. En ese momento los pensamientos eran oscuros, sin lógica, llegando pensar hasta en el fin de la banda…pero eso no sucedió ya que decidieron seguir adelante con el corazón desgarrado pero con el recuerdo de Cliff completamente intacto. Fue así como aparece el joven Jason Newsted, un tipo que supo ganarse a los fans con humildad, sin imitar a nadie, y sobre todo, con un magistral talento en las cuatro cuerdas doradas. En compañía del nuevo integrante, Metallica, lanzaba su monstruoso álbum …And Justice For All (1988), el mismo que se ha transformado en un verdadero clásico de clásicos para el mundo del Rock, y en especial, para el Metal. Estamos en presencia de un trabajo más maduro, agresivo y cargado de críticas centradas en aquellos personajes que creen tener el poder absoluto. Desde su titulo ya podemos notar la ironía a través de un pequeño juego de palabras “…And Justice For All”, que en español sería “…Y Justicia Para Todos”, al pronunciar en ingles ese “…And Justice” suena a “…Unjustice”, es decir, “…Injusticia Para Todos”.

En 1988 los indomables James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammet y Jason Newsted demostraron todo su poder creativo lanzando a …And Justice For All (1988) uno de sus trabajos más simbólicos, y la vez, crudos. Recordado por la imponente voz de Hetfield, mucho más ruda que en sus trabajos anteriores, y por un sonido que arrasaba con cualquier estilo que se les atravesara por delante, la banda, golpeaba nuevamente en el mundo del Rock dejando muy en claro que estaban más vivos que nunca.

Esta omnipotente sinfonía destructiva arremete con “Blackened”, una canción que comienza con la calidez de una tímida melodía, como es de costumbre en sus primeros trabajos, para luego mostrar su verdadera realidad. Con unos riffs densos más una batería sólida en todo su esplendor -que pareciera penetrar nuestros oídos- son los primeros indicios de que esto se viene más violento de lo que esperábamos. Su letra es bastante oscura, prácticamente centrada en la ecología, la cual expone, sin remordimiento, un escalofriante final para todos nosotros, a través, de la irremediable destrucción de la “Madre Naturaleza”. Una letra sincera que para ser objetivo, y con todo lo que acontece en el mundo, no esta muy alejada de la verdad.

Lo siguiente es una de las canciones más místicas y extensas, aproximadamente más de nueve minutos, de la banda que muestra notables cambios de velocidad y una lírica desafiante que va dirigida, en forma de puñalada, al corrupto sistema judicial. “…And Justice For All” hace su presencia de una forma delicada, exquisita y compleja gracias a una inmejorable introducción, liderada, por instrumentos que parecieran estar bendecidos por el mismísimo Dios Rock. “La señora justicia ha sido violada” grita furiosamente Hetfield, mientras los golpes de Ulrich en la batería siguen esa hipnotizante base rítmica. Pese a ser una canción larga, un poco aburrida hasta para sus propios creadores, no puedo dejar de alabar su magistral técnica, inmortalizada, en aquellos violentos cambios de ritmos que se turnan en una estructura musical que muy pocas bandas se atreverían a realizar.

“Eye of the Beholder” podría decirse que es la canción más relajada de este álbum ya que su nivel compositivo es pausado y no tan denso como sus antecesores. Lo que más rescato son los pequeños solos de Kirk Hammet que aparecen demostrando su gran talento. Es verdad, puede que parezca una canción corriente, común y que no llame tanto la atención…pero cuidado porque su realización, si bien es repetitiva, no esta falta de complejidad.

Considero que lo próximo no necesita mucha presentación ya que con el solo hecho de escuchar su nombre puede hablar por si solo“One”. Me refiero a unas de las canciones más famosas, populares y aplaudidas, no solo de este álbum, sino también en la carrera de Metallica. Poseedora de una introducción reflexiva y ambientada en la guerra nos seduce este otro clásico de clásicos. Aunque, de comienzo, pareciera ser una balada todo cambiará cuando aparezcan sus explosivos riffs, su bajo amenazador y aquel brutal sonido de la batería que pareciera ser una fría ametralladora. “One” también lleva el orgullo de poseer diversos privilegios de los cuales podemos destacar: ser la primera canción de la banda en tener un video propio y haber sido el primer factor para hacer ganar, en 1990, a Metallica de un premio Grammy.

La desafiante, y también cargada de suspenso, melodía de “The Shortest Straw” nos muestra otro ambiente o etapa del álbum. Hablamos de un tema pesado y denso donde su majestuosidad el Rock va directamente al hueso, es decir, con una endemoniada fuerza. Su ritmo es incansable, repetitivo y lleno de energía, de principio a fin, como un verdadero tornado que no siente miedo ni repudio al destruir todo a su paso.

Lo nuevo es sencillamente monstruoso, mi canción favorita, el poderoso “Harvester of Sorrow”. Estamos en presencia de una canción maravillosa tan llena de sentimientos que te colapsa, te seduce, te envenena con su desgarrada melodía y brillante base rítmica. “El Cosechero del Dolor” es un verdadero culto a la desesperación, una identidad capaz de hablar por si misma, un ente musical que solo puedo resumirlo con la palabra “maestría”. Con su clásica introducción entre batería y riffs, más una pausa liderada por acordes siniestros, nos sorprende este temazo que sin ser violento puede estremecerte de una forma adrenalinica. Su letra, por cierto obra del legendario James Hetfield, plantea varios temas delicados como el aborto, la drogadicción y el alcohol. Aunque el carismático vocalista nunca ha hablado puntualmente de que trata su letra, personalmente puedo persuadir que esta inspirada en sus miedos y vivencias infantiles. “Harvester of Sorrow” es el himno que eleva a los cielos el gran nivel del álbum, además, de consagrarlo con un rotundo éxito. 

“The Frayed Ends of Sanity”
es otra pieza musical representada por la agresividad y lapsos veloces. Su introducción es bien llamativa, con una especie de coro Vikingo, que da paso a la incontenible fuerza de su melodía. Siendo un tema relativamente extenso, más de siete minutos de duración, se desplaza sigiloso, calmado pero con unos constantes riffs que jamás bajaran su potencial original.

Ahora viene el momento más sensible del álbum, el instrumental “To Live Is To Die” que aparece de una forma sutil y hermosa, a través, de unos perfectos acordes. El espíritu del querido Cliff Burton esta presente y su inolvidable talento es totalmente homenajeado. Mientras la música sigue su curso, un curso dirigido por la creatividad, hay un momento dominado por el silencio que dará nacimiento a una preciosa armonía de fondo que será acompañada por los demás instrumentos que se les unirán, lentamente, al unísono, sellando así, la importancia de la amistad. Luego de aquella magia, se escuchará el susurro de las siguientes palabras: “Cuando un hombre miente mata a una parte del mundo. Estas son las muertes pálidas a las que los hombres mal llaman ‘sus vidas’. Ya no puedo cargar con todo esto para seguir siendo testigo. El reino de la salvación no puede llevarme a casa”. Lo último es un poema realizado por el mismísimo Burton, quien también ideó aquellos simbólicos riffs. Un tema impresionante, lleno de nostalgia y reflexión que te dejará marcado tanto por su gran nivel instrumental como por aquellas oscuras palabras…“Vivir es Morir”.

La densa velocidad y el bestial poder de la fuerza darán vida a “Dyers Eve” una inquietante canción que liquidara todo, a través, de su desgarrador sonido. Los instrumentos son rápidos, atmosféricos y completamente despiadados. Debido a la temática de la letra me atrevería a decir que fue obra de Hetfield ya que esta hace mención de un padre y a una madre que hacen vivir a su hijo en un verdadero infierno. La expresiva rabia contenida en esta recordada canción cierra uno de los trabajos musicales más demoledores que el mundo del Rock se ha atrevido a concebir.

…And Justice For All (1988) fue para mi gusto la mejor etapa de la banda tanto por su madurez como por la gran cantidad de himnos exitosos hasta el momento. Puedo decir que esta fue la versión más monstruosa y consolidada de Metallica, en relación a su impacto tanto escénico como musical. Con esto no quiero desmerecer, ni omitir, la presencial del maestro Cliff Burton ya que junto a él vivieron la etapa dorada, aquella que brillaba con luz propia…en medio de un mundo musical opacado por la envidia. Esto es Rock, esto es talento, esto es fuerza, esto es pasión, esto es amistad, esto es el poderoso rugir del Thrash, esto es, simplemente, Metallica.

Banda | Metallica

Discos relacionados

Load

Todas Las Novedades  | 15/06/2008

Death Magnetic

Ángel Garrido  | 21/09/2008

St. Anger

Todas Las Novedades  | 01/06/2008
0 comentarios
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Reseñas más leídas

Luz, Oscuridad, Luz
de Nadadora
The Bane  | 12/10/2010
Con la estación más nostálgica del año llega, además de la caída de las hojas, el nuevo disco del quinteto Nadadora tras tres años de silencio. Luz, Oscuridad, Luz (Ernie Producciones, 2010) aterriza sin dificultad sobre el panorama musical de la mano de los de O Grove.

Sujetokaina

The Bane  | 10/09/2010

Hidden State

de Nothink
Jonathan Pérez del Río  | 11/06/2010

The Final Frontier

Javier Belmonte  | 06/09/2010

Corazón De Padre Atómico

de Jordi Skywalker
Javier Belmonte  | 01/07/2010