Discos

En portada > Discos > Nirvana - Nevermind (1991)

Nevermind

Discos | 14/06/2008
Nevermind
Mal, muy mal. Así empezó mi relación con Nirvana, no quería ni oír hablar del grupo. Nunca una canción como Smells Like Teen Spirit me había hecho tanto daño, tenía la sensación de que una apisonadora se había cargado todo mi mundo y que una cuchilla afilada me había abierto los ojos.
Fecha de lanzamiento: 24/09/1991
Discográfica: DGC
Productor: Butch Vig
Valoración: 10/10
Vota : | ResultadoVotos : 7
Canciones:
01. Smells Like Teen Spirit
02. In Bloom
03. Come as You Are
04. Breed
05. Lithium
06. Polly
07. Territorial Pissings
08. Drain You
09. Lounge Act
10. Stay Away
11. On a Plain
12. Something in the Way
13. Endless, Nameless *

* Bonus Track
Nevermind
Nevermind
Nevermind
Nirvana
Nirvana
Nirvana
Nirvana
Nevermind
Nevermind
Nevermind
La anécdota:
En 1991 la música se escuchaba en discos de vinilo, no había móviles apenas y aún ponían rock en las discos!! En general, Rock que estaba de moda como Guns and Roses y algunos clásicos como The Clash. Todo iba bien y yo con mis amigos hacíamos el Heavy en la discoteca  hasta que sonó Smells Like Teen Spirit de Nirvana. El grupo más “in” de aquel año. La gente se puso como loca, parecían poseídos y sin embargo yo me quedé paralizada oyendo los aullidos de Kurt, se me heló la sangre y empecé a llorar sin poder parar, ni siquiera entendía la letra, ni falta que me hacía. Entendía los aullidos y eso bastó para acabar con la fiesta. Curiosamente la canción habla de una de esas fiestas banales que se montan los americanos en casa de sus colegas y es claramente una crítica feroz al materialismo y la superficialidad de los jóvenes americanos.

Nirvana y yo
:
Así empezó mi relación con Nirvana, mal, muy mal, no quería ni oír hablar del grupo. Nunca una canción me había hecho tanto daño, tenía la sensación de que una apisonadora se había cargado todo mi mundo y que una cuchilla afilada me había abierto los ojos. No lo sabía entonces, pero esa canción iba a cambiar mi vida para siempre y también la de toda una generación, la Generación X.

Nirvana y 1991:

Ahora vosotros estáis acostumbrados a mil grupos que han repetido la fórmula de Nirvana hasta la saciedad pero entonces era algo extraordinario. Tenía la rabia y la conciencia social del Punk de los 70, las melodías de las grandes bandas de Pop de los 60, la fuerza del Rock más clásico, la profundidad lírica de los grandes cantautores, lo tenía todo, incluso era siniestro y no se parecía a nada. Y más cuando nuestros oídos estaban acostumbrados a la superproducción de los grupos Heavys de los 80, la inconsistencia de sus letras y a su pomposidad estética. La industria vio un filón en el Grunge y a la cabeza de eso a  Kurt Cobain de Nirvana. Aniquilaron a todo grupo que no fuera “alternativo”, acabando tristemente con grandes bandas de Heavy y Rock and Roll del momento como Skid Row o The Quireboys. Que por suerte ahora han vuelto! Fue una auténtica debacle, pero a todos les gustaba Nirvana, incluso a los vencidos. Superó incluso a Michael Jackson en las listas de éxitos del momento. Lo más underground pasaba a ser lo más comercial de la industria. Pero también fue una pequeña revolución social para la Generación X  y el principio del fin de la industria discográfica tal cual se entendía en esa época.

Nevermind y la producción de Buch Big
:
Nirvana no hacen composiciones virtuosas, son en esencia canciones de estructura Pop Beateliana. Versus, chorus, versus y a por otro tema.  Nervermind lleva una producción muy austera pero muy efectiva. Es un claro ejemplo de cómo se puede hacer una obra maestra con los mínimos elementos y eso no quiere decir que no sea una producción compleja, a los músicos nos cuesta renunciar a los arreglos y a los coros embellecedores y al productor le cuesta renunciar a texturas y sonidos. Y con canciones de estructuras tan simples no es fácil mantener la tensión en los temas y llegar a los clímax al final. Producida por Buch Big , líder de Garbage creo que es un gran obra de introspección y humildad tanto por parte de la banda como por parte del productor. Hay en la producción un respeto religioso por cada canción y por sus letras. Como en su día dijo Juan Ramón Jiménez respecto a la poesía pura si lo puedes decir en dos palabras no lo digas en cuatro” Sobre el tema de la producción de Nevermind es muy interesante un documental que ronda por Youtube del cual desconozco el nombre pero que pasaron hace poco por el canal 33.

Nevermind, el disco:
Por mi propia experiencia os puedo asegurar que un disco es una obra total que tiene un principio, un núcleo y un fin, como si fuera una novela, aparte de las pequeñas obras autoconclusivas que son las canciones. Por esa razón habitualmente soy reacia a oír un disco si no es en el orden original. Odio el random. Pero los temas de Nirvana son tan extrañamente obsesivos y claustrofóbicos que mantienen la tensión del disco los oigas en el orden que los oigas. Empieza con el super single Smells Like Teen Spirit  tema del que ya he hablado al principio, con mucha ironía social y con riff inspirado en un clásico de Pixies. Le sigue la siniestra, sexual e inquietante In Bloom con esa tonadilla infantil, esa letra perturbadora y el estribillo pegadizo y sicótico. Un tiempo medio al que le sigue otro, un clásico del disco Come As You Are  tema amoroso al “estilo Kurt, donde usa magistralmente esa fórmula propia de los power trios de apoyar la estrofa solo en el bajo y la batería para explotar con las guitarras en los estribillos. Le sigue la desquiciada Breed acelerada, pesada y obsesiva con una letra repetitiva a la que persigue un arreglo de guitarra y todo eso desemboca una vez más en un estribillo más pegadizo que la cola. Viene ahora un tema precioso y extraño, tempo medio de nuevo, Lithium paradigma del Grunge donde los haya, lo dice todo en la letra de las estrofas y el estribillo solo se limita a asentir lo dicho con una voz que rompe el corazón al que lo escucha. Sin duda uno de sus temas más intimistas y personales. Y por si no nos había jodido suficiente nos regala ahora un tema estrictamente acústico, Polly, es una crónica de una violación que aconteció en Seattle que tuvo mucha proyección mediática, Kurt lo explica desde el punto de vista del violador. Estremecedora. Le sigue Territorial Pissings con una intro interpretada por Kris, espectacular redoble, impresionante el swing de la línea de bajo y guitarra mosca que acompaña todo el tema, en la línea de Breed la canción galopa hacía un precipicio por el que al final se despeña en medio de gritos histéricos. Otro clásico Drain You volviendo a la tonadilla malévola de cuatro notas que vienen y van, a lo In Bloom. En gran parte este recurso es mérito de Kris que hace unos dibujos de bajo muy austeros pero que gozan de un swing nunca antes visto en una banda de punk rock. Tras esta viene la que de entrada la discográfica propuso como single Louge Act, preciosa, pero vamos, es la menos single del disco. Va otro tema de lo más punk, con esa entrada de bajo y batería larguísimos para lo que acostumbra a hacer Nirvana y que deja claro que Nirvana eran tres, aunque el carisma personal de Kurt hiciera sombra a Dave y Kris. Dave, que no llama la atención con sus efectivos coros porque nos deja atónitos y sin aire con sus ritmos y redobles de batería, con los años ha demostrado que es también un gran compositor. Volviendo a la canción, como en otras composiciones de este disco, Kurt en las estrofas, tiene a veces un tono de voz, burlesco, casi histriónico, cosa que también esta presente en el clásico On a Plain donde la letra repasa esa extraña situación de euforia en la que se sumergieron estos chicos de suburbio a los que la fama les llegó demasiado de golpe. Temazo que concluye con unos coros de Dave y Kurt haciendo simplemente “uhuh”. Y eso da paso a la última Something In The Way otro tema acústico en donde Kurt nos cuenta un episodio de su vida en el que vivió bajo un puente, creo que fue toma única en estudio. No tengo palabras para describir la extrema fragilidad y sensibilidad que transmite Kurt en esta canción. Si dejáis correr unos minutos os saldrá un tema escondido donde se nota la gran amistad de los Nirvana con Sonic Youth y su insana afición al ruido gratuito.

Kurt, el periodista del alma
:
Ahora Nirvana son un clásico, pero entonces para mi era un grupito más de moda del momento y viví en primera fila el que se convirtieran en una de las mejores bandas de la historia del rock. Y probablemente, Kurt, en la más sincera y desesperada figura rockera de todos los tiempos. Como alguna vez he contado ya, me dedico a la música gracias a Nirvana. Mi recomendación es que no escuchéis mucho este disco si sois almas sensibles, es fácil que os seduzca su rollo depresivo y os metáis en una espiral de autocomplacencia en la miseria de la que es difícil salir. Alguien dijo de Kurt que era un “periodista del alma humana” y por eso también creo que nadie debería morir sin haber escuchado, sentido y sufrido este disco.

Banda | Nirvana
para Todas Las Novedades
Magazine dedicado al mundo de la Música

Discos relacionados

Mtv Unplugged In New York

de Nirvana
Todas Las Novedades  | 04/01/2008

In Utero

de Nirvana
Javier Belmonte  | 17/04/2008

Bleach

de Nirvana
Javier Belmonte  | 02/01/2009

Them Crooked Vultures

Jonathan Pérez del Río  | 09/01/2010
2 comentarios
1
rotten blackgirlfriend
jueves, 26 de junio de 2008 17:54:07
yaún faltaba porvenir su obra maestra a mi parecer
IN UTERO ,
2
Javierfuzzy Samuels Paraíso
viernes, 18 de junio de 2010 16:46:49
Recuerdo que llevé a mi hijo adolescente al concierto, en el Pabellón de Deportes del Real Madrid, a principios del verano del 94 ó 95, ya no me acuerdo muy bien. Venían de tocar en Italia donde Kurt había tenido un intento fallido de suicidio (mogollón de pastillas y champán...)y en Madrid la heroína que pillaron para el cantante era de mala calidad y le pasó mala cuenta durante el concierto, que no fue tan bueno como se esperaba. Pero dió igual. Sudamos la camiseta de lo lindo, bailamos como contorsionistas picados de viruela y guardamos un recuerdo inolvidable. En ese concierto, pasé a mi hijo el testigo del amor por el rock. Y esto se lo debo a "Nevermind", por lo que mi opinión nunca será objetiva con este disco.
Añadir un nuevo comentario
Título
Nombre de usuario *
Correo electrónico *
Sitio web
Comentario *
Publicidad

Reseñas más leídas

Luz, Oscuridad, Luz
de Nadadora
The Bane  | 12/10/2010
Con la estación más nostálgica del año llega, además de la caída de las hojas, el nuevo disco del quinteto Nadadora tras tres años de silencio. Luz, Oscuridad, Luz (Ernie Producciones, 2010) aterriza sin dificultad sobre el panorama musical de la mano de los de O Grove.

Sujetokaina

The Bane  | 10/09/2010

Hidden State

de Nothink
Jonathan Pérez del Río  | 11/06/2010

The Final Frontier

Javier Belmonte  | 06/09/2010

Corazón De Padre Atómico

de Jordi Skywalker
Javier Belmonte  | 01/07/2010