Etiquetas
Tras las dudas sobre el estado de la voz de Ian McCulloch (habían cancelado su concierto en Amberes dos días antes por problemas de garganta), su salida al escenario y su típica entrega vocal, Echo & The Bunnymen resultaron más que convincentes.
Con Bubblegum y Field Songs como principal argumento y una banda efectiva y poco más, el de Seattle tuvo que tirar del carro él solo, pero aún así, demostró ser una de las voces más personales y necesarias del universo rock norteamericano
La histórica gira de Deicide , tras doce años sin actuar en Madrid, ha sido un bochorno para los anales. El engaño ha sido maquiavélico de principio a fin.
Ingenuo de mí: yo creía que iba a ver un concierto de hip hop. Menos mal que no me calcé la gorra del revés ni me puse unos pantalones siete tallas mayor que la de mi cadera. Menudo despiste.
Lo tuvieron muy fácil los argentinos en su cita con el foro. La sala estaba abarrotada y el público entregadísimo.
Puede que a muchos el nombre de Eagle Eye Cherry no les suene excesivamente familiar, aunque, si se hace memoria, se recordará el pelotazo que pegó en el 98 gracias a un anuncio de televisión. La canción afortunada, “Save tonight”, fue disco de platino y es difícil no reconocerla.
Publicidad